Cuando llega Halloween, salen monstruos, brujas, diablitos y muchos más, para celebrar y divertirse, con ellos salen los Vulpis y los niños  disfrazados para pasar un buen rato ysonreír mucho.

El sábado 28 de octubre, tuvimos la oportunidad de celebrar Halloween con los niños del Hospital Pediátrico Moctezuma, donde el patio se convirtió en un gran altar de muertos, el escenario perfecto para que los niños se divirtieran con muchos juegos, dulces, pan de muerto y galletas. Zander, disfrazado del El Zorro (¿¡ven la ironía?!), estuvo presente para pasar un rato y tomarse fotos con los niños, ¡hasta quedó un poco asustado por los increíbles disfraces que los niños y sus Vulpis traían!

Después de un rato de diversión en el patio, los niños pasaron al salón para disfrutar de la cuentacuentos, estuvieron muy atentos a la historia de la tradición del día de muertos.

Al final fue el concurso de disfraces de los Vulpis, estuvo reñido porque los niños se esforzaron mucho y ¡los disfraces quedaron sorprendentes! Pero al final los jueces decidieron un ganador y este se llevó un premio increíble.

Todos los niños, familiares y voluntarios pudieron divertirse un rato con los juegos  y disfrutar de un  Halloween zorrorífico.

Mira aquí algunas de las mejores fotos del evento:

  

 

 

¡Gracias a Decocookies y a Panadería, Pastelería y Rosticería Aragón por hacerlo posible!

Deja un comentario