¿Cómo ser una buena visita para los niños con cáncer?

Categories: Cáncer infantil,Todas

Estar en el hospital –ya sea como visita o internado– puede ser de las cosas más difíciles y estresantes que cualquiera pueda vivir, no importa la edad que tengas, todos le tenemos miedo al doctor. Esto puede ser un poco peor en el área de oncología. El no saber qué hacer, que decir o cómo comportarnos nos puede poner nerviosos.

Cuando pasas más tiempo, puedes ir conociendo mejor la dinámica y ver qué cosas puedes decir o hacer y qué cosas no. Pero para hacer el tiempo un poco más fácil aquí te damos algunos consejos que también da El Hospital de Niños en Orange County:

Qué decir:

  • Puedes preguntar qué le gusta ver en la televisión, películas, series, etc. O qué le gusta hacer mientras está ahí.
  • Si eres familiar o amigo del paciente es importante que le cuentes un poco de lo que está sucediendo en la casa o en la escuela. Los adolescentes siempre quieren saber que está pasando con sus amigos.
  • Puedes preguntarles a los familiares qué necesitan, tal vez puedes ayudarles con un sándwich o en caso de ser familiar, cuidando a sus otros hijos.
  • Mándales un mensaje, les encanta saber que la gente se preocupa por ellos y no se sienten abandonados en el hospital.

Puede ser que muchas veces, aunque quieras alegrarles el día o tratar de hacer un pequeño detalle para que se distraigan no estarán de buen humor, recuerda que son personas como tú y muchas veces tú también no quieres hablar o hacer nada.

Qué no decir:

  • Nunca des por hecho la edad o sexo del paciente, si te equivocas es uno de los peores sentimientos que puedes tener.
  • No preguntes cuánto tiempo llevan, pues los puedes frustrar haciéndoles recordar su casa y amigos.
  • Siempre es bonito salir a dar una vuelta para salir de la cama y despejar la cabeza, pero recuerda que antes de tener la intención debes preguntar, puede ser que el paciente esté feliz de salir, pero no se le permita y lo harás sentir mal.
  • En lugar de preguntarle ¿Cómo estas? Mejor dile, ¡Qué gusto verte! Recuerda siempre ser positivo y darle la vuelta a las cosas que pueden salir de forma negativa.

Hay que recordar que en algunos casos los pacientes y los familiares pueden estar hartos de las visitas o, al contrario, pueden estar esperándote. Lo importante es siempre hablarles de manera positiva y darles su tiempo y espacio. Aunque quieras ayudar en sacarles una sonrisa o pasar un tiempo agradable en estos casos tan difíciles, ellos pueden estar un poco cansados.

Tomado de: https://blog.chocchildrens.org/need-know-visiting-hematologyoncology-unit/

Deja un comentario